La EFSA identificó dos tipos principales de MOHs que son relevantes para la inocuidad de los alimentos:

MOSHs – Aceites minerales con Hidrocarburos saturados.

MOAHs – Aceites minerales con Hidrocarburos aromáticos.

Estas sustancias son contaminantes de los alimentos y se consideran potencialmente dañinas para la salud humana.

Las fuentes más alarmantes de contaminación de los alimentos son los materiales de envasado de alimentos, desde los cuales los MOH migran: están presentes en envases de cartón reciclado y probablemente provienen de tintas de impresión.

Mostrando todos los resultados 5