La biorremediación utiliza microorganismos (bacterias) para reducir la contaminación a través de la degradación biológica de contaminantes en sustancias no tóxicas. Las grasas, aceites e hidrocarburos son transformados en CO2 y H2O mediante un proceso natural.

Esto puede involucrar microorganismos aeróbicos o anaeróbicos que a menudo usan este desglose como fuente de energía. Hay tres categorías de técnicas de biorremediación: tratamiento de la tierra in situ para suelos y aguas subterráneas; biofiltración del aire; y biorreactores, predominantemente involucrados en el tratamiento del agua (este último es el sistema usado por biocircle con sus máquinas lavapiezas)

Mostrando todos los resultados 9