Desde la llegada del COVID-19 hemos incorporado productos de limpieza de una forma exponencial para mantenernos seguros de virus.